Valdegurriana se ubica dentro de la extensa masa arbolada conocida como Pinares de Venecia, uno de los pulmones de Zaragoza. La extensión del pinar es bastante grande y son muchos los caminos por los que se puede andar, por lo que una adecuada orientación va a resultar imprescindible.

La mejora de las márgenes del Canal Imperial, con ocasión de la Expo 2008, y su inclusión en el Anillo Verde de Zaragoza, ha animado a muchos ciudadanos a pasear por la zona.

Los pinos, capaces de soportar tanto las heladas invernales como los 40 grados del verano o las fuertes ráfagas del cierzo, cuentan con edades en torno a los 80 años y entre ellos vuelan diversas aves esteparias.

Las esclusas de Valdegurriana se construyeron, hace ya muchos años, con el objetivo de salvar un desnivel en el Canal Imperial de Aragón y hacerlo navegable. Están fabricadas en piedra de sillería y sus compuertas se destruyeron en la guerra de la Independencia. Muy cerca de ellas se encuentra la Almenara de San Bernardo y el Parque de Valdegurriana, con bancos y mesas donde poder descansar.

Los recorridos que se pueden realizar son:

Carrera de orientación: Recorrido 1
Carrera de orientación: Recorrido 2
Carrera de orientación: Recorrido 3